Canal RSS

Ontología

Publicado en

Esta entrada va a quedar un poco filosófica. Lo digo para avisar y que no aparezcan comentarios con monos y gritos mostrando el poco interés que ha despertado.

En uno de los blog que sigo (pjorge.com) venía hoy un enlace a un interesante artículo que apareció en la versión digital de “The Guardian”. Me ha parecido interesante el juego que propone y, para compartirlo con quien pasa por aquí y no domina la lengua de Shakespeare me he tomado el tiempo de traducirlo. No obstante, dejo aquí el enlace al texto original para que se pueda comprobar que el traductor de google ha hecho un buen trabajo.

Esta columna va a cambiar su vida: ser o no ser…

Hace 45 años desde que David Bourland propuso acabar con el verbo “ser”. Una sugerencia tonta, se podría pensar, pero que analizada más detenidamente, cobra un extraño sentido.

Hace cuarenta y cinco años, el autor David Bourland publicó un ensayo que  proponía una reevaluación radical del inglés basado en la eliminación de todas las formas del verbo “ser”. En un mundo donde todos hablaran “E-Prime”, tal y como llamó Bourland a este nuevo idioma, no se podría decir “la última película de Sandra Bullock es terriblemente mediocre”, sino que habría que decir que “a mí me parece mediocre”. Las obras de Shakespeare necesitarían una revisión (“vivir o no vivir, esta es la pregunta “), al igual que la Biblia (“El Señor actúa como mi pastor”). El mundo, en definitiva, se sentiría muy diferente, aunque en el E-Prime no se podría decir que “fuera” muy diferente.

Como era de esperar, resultó mucho menos popular que el esperanto, y en defensa de Bourland, se ha de decir que éste nunca lo pensó como una alternativa del inglés. Pero en su aniversario, merece la pena celebrar su visión excéntrica. Porque al menos en teoría, E-Prime estaba dirigido, nada menos que a usar el lenguaje para hacer de nuestras locas vidas algo un poco más cuerdo.

Bourland estudió con Alfred Korzybski, un aristócrata emigrado polaco que fundó la filosofía de la Semántica General, y que fue famoso por su lema, “El mapa no es el territorio”. Para pensar y actuar en el mundo, según dijo Korzybski, confiamos en los sistemas de conceptos abstractos, el más obvio de los cuales es el lenguaje. Esos conceptos objetivos no reflejan el mundo de una manera sencilla, las trampas de su lugar, contienen ocultos que distorsionan la realidad, causando confusión y angustia. Y el verbo “ser”, sostuvo, contiene la mayor parte de todas las trampas.

Tomemos la frase “Mi hermano es perezoso.” Parece clara, pero Bourland y Korzybski dirían que engaña: implica la certeza y la objetividad, cuando en realidad se limitan a expresar una opinión. Incluso, “El cielo es azul” falsea los detalles: lo que realmente decimos es, “El cielo se ve azul según mi punto de vista.” “Nuestros juicios sólo pueden ser probabilísticos,” escribió Allen Walker Read, un seguidor de Korzybski. “Por lo tanto, estaría bien evitar lo finalista, los términos absolutistas. ¿Seremos capaces de encontrar la” perfección “o” seguridad “o” verdad “?” ¡No! “Entonces dejemos de usar esas palabras en nuestras formulaciones.” E-Prime proporcionan una manera fácil de hacer esto: simplemente dejar de usar “ser”.

Todo esto podría parecer inútil pedantería maniática. Pero, como señalan los  terapeutas cognitivos,  los pensamientos suscitan emociones, y “pensamientos finalistas, absolutos” provocan emociones estresantes. “Soy un fracaso”, provoca un sentimiento de desesperación permanente, que todo lo abarca. Convertido a E-Prime – “Me siento como un fracaso” o “He fracasado en esta tarea” – proporciona una limitación temporal, y concreta.

“Varias veces he encontrado”, escribió el novelista Robert Anton Wilson, un defensor de E-Prime, “que cuando me veo desconcertado por un problema científico, filosófico, o  de la vida diaria, obtengo una visión inmediata y precisa del problema escribiendo lo que sé en E-Prime”. Los debates políticos podrían beneficiarse, también, ya que el dogmatismo inflexible en E-Prime (“Todos los inmigrantes son unos vagos”, “Los impuestos son un robo”, etcétera) es esencialmente imposible. Como George Santayana dijo, “La pequeña palabra « es» tiene sus tragedias.”

E-Prime nunca ha cuajado. La Semántica General pasó de moda. (no ayudó el que entre los seguidores de Korzybski estuviera el gran sacerdote de tonterías, L Ron Hubbard.) Aun así, tratar de expresar los pensamientos sin necesidad de “ser” puede tener una curiosidad saludable.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. Esta entrada ES ¿situacionista?

    (;,,;)

  2. La verdad, rompememes, que no mucho. Por no decir nada.

  3. Parece que hoy está nublado, aunque se espera algo de sol antes del fin de semana (en el que lloverá).
    😀 😀 😀

    (;,,;)

  4. Pos qué quieres que te diga:

    ” Podés querer el alba
    cuando quieras
    he conservado intacto
    tu paisaje
    podés querer el alba
    cuando ames
    venir a reclamarte
    como PARECIERAS

    aunque ya no PAREZCAS vos
    aunque mi amor te espere
    quemándose en tu azar
    y tu sueño PAREZCA eso
    y mucho más…[]”

    M Benedetti: “SABERTE AQUÍ”

    Al Sr Mario no le pegaría mucho el E-prime ese.

  5. Bueno, en realidad más que “parecer” habría que añadir “según mi punto de vista”.

  6. El inglés favorece a los países anglófonos y por ello es discriminatorio ante los demás países. Condición “sine qua non” `para que un idioma sea de uso intenacional es que sea NEUTRAL. Un dioma ciéntifico ,fácil y armonioso. Esas son las cualidades del ESPERANTO ade más de su NEUTRALIDAD

  7. Gracias por visitar el blog, Tony.

    En cuanto a tu comentario he de decirte que, aunque el lenguaje sea neutral no lo son los seres que los usan. Hay muchos matices en la vida de los seres humanos que imposibilitan el desarrollo de un lenguaje “universal”. Y creo que eso es lo que ha impedido el éxito de lenguas como el esperanto.

    Además hay cierto “autocentrismo” en ese tipo de lenguas que impiden la variedad de concepciones. Por ejemplo ¿por qué sólo un término para el color “blanco”, cuando los esquimales usan cerca de 70? O dicho de otro modo ¿si incluyeramos 70 términos distintos referidos al color “blanco”, sería útil para alguien que no ha visto la nieve?

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: