Canal RSS

Penalti. 40 latigazos

LO REAL

Todo el mundo estaba mirando. Y cuando digo “todo el mundo” me refiero a todo el mundo. Bueno, a la parte del mundo que estaba viendo en esos momentos, tanto en el campo como por televisión la final del campeonato.

Pero, de todo ese mundo, el más enfervorizado era el mundo de su país. Un país que se había detenido oficialmente (se había decretado día de asueto) para poder ver la final de ese partido.

Y allí estaba él, con millones de ojos pendientes de su carrera y de sus piernas. Y sobre todo, expectantes porque si marcaba ese penalti su país, sería, por primera vez en su historia, campeón del mundo.

Ya habían sorprendido a todos los comentaristas y expertos (dos categorías que no suelen coincidir) al llegar a la final. Pero lo habían hecho. Habían logrado derrotar a los mayores campeones del mundo y estaban a punto de ganar el campeonato. Siempre y cuando él marcase ese penalti.

Si no lo hacía sabría que lo iba a lamentar. Y lo iba a sentir en sus carnes. Literalmente. Porque, según la ley de su país, en un oscuro artículo que ahora rondaba por su cabeza, fallar un penalti estaba castigado con 40 latigazos.

LAS NOTICIAS

FUENTE:  (enlace)

Un futbolista nigeriano, condenado a 40 latigazos en Sudán

 

* Por conducir bajo los efectos del alcohol.

* Se ha ofrecido para jugar en Europa.

* No quiere “matarse” a si mismo.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: