Canal RSS

007 contra el Doctor No

Publicado en

LO REAL

–          ¿Su nombre?

–          Bond. James Bond.

–          Bien. Y, díganos, señor Bond, ¿a qué se dedica?

–          Trabajo para la marina del gobierno.

–          ¿Y cuáles son sus funciones?

–          Me encargo de los problemas que los demás no pueden solucionar – dijo guiñando a la secretaria.

–          Señor Bond, ¿no es cierto que usted ha trabajado para una empresa llamada… déjeme que vea, llamada “Universal Export”.

James Bond, sentado en el estrado dedicó la más cálida de sus sonrisas a la secretaria. Era una mujer de unos treinta y tantos años, con unos preciosos ojos verdes tras sus gafas color negro y verde de Carolina Herrera con el anagrama “212” en el exterior de las patillas.

–          Señor Bond, ¿quiere, por favor contestar la pregunta?

–          Disculpe. Me había distraído un instante.

–          ¿Ha trabajado usted en la empresa “Universal Export”, situada en Regent Street?

–          Sí.

El sexto sentido de Bond hizo saltar sus alarmas. No sabía para qué lo habían citado a la corte de justicia. M. le dijo que se trataba de un mero trámite, un formalismo. No era un plan especialmente emocionante, comparado sobre todo con un almuerzo a base de lenguado a la parrilla, huevos de gallina y roast beef con ensalada de patatas, acompañado por un “Château de Beauregard”. Al menos, con la secretaria de la corte, podía llegar a compensar la pérdida del almuerzo.

–          ¿Y no es cierto, que esta empresa ha cambiado su denominación por la de Transworld Consortium Co.?

–          Es correcto. Pero no sé a dónde quiere usted llegar.

–          Quiero llegar a que, tal y como aparece en las pruebas presentadas, ambas empresas no tienen la propiedad intelectual de lo referente a mi defendido. Por lo tanto, Julius No podrá usar la marca comercial “Doctor No”, para sus productos.

¿De eso se trataba? ¿De una pugna por derechos de marca? James Bond comenzó a notar cómo su sangre hervía.

–          Después de haber acabado con la vida de varios de mis compañeros, después de intentar acabar conmigo y con la señorita Rider, después de intentar envenenarme con tetrodotoxina, me llaman para facilitar  a ese asesino que pueda crear una marca de productos con su nombre. No entraré en este juego.

James Bond salió de la sala mientras el murmullo del público y los golpes del juez quedaban atrás. Cuando llegó a la calle pensó en lo mucho que había cambiado el mundo del espionaje desde que los abogados habían entrado en él.

LAS NOTICIAS

FUENTE: PUBLICO (enlace)

El ‘Doctor No’ derrota, por fin, a James Bond

El Tribunal de la UE admite el uso de la marca del legendario villano

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. Si cuando los abogados meten “mano”… A partir de ahora, el Dr. No va a estar bastante “manoseado”. Se acabaron los “mano a mano” entre 007 y este villano. Abierto el saco, todos meten la “mano”, porque a dinero en “mano”, el monte se hace llano.

    (;,,;)

  2. No entiendo tu fijación con la “mano”, her-mano rompememes

  3. Aquella famosa partida de 007, años ha, en la que el Dr. No nos ganó “por la mano”: nos dedicamos a hacer chistes con los personajes sobre su minusvalía, cuando nos capturó, lo que desembocó en un final nada agradable para los PJs 😀 😀 😀

    (;,,;)

  4. Porras, rompememes. No me acordaba de eso. Y una vez recordado no era amnesia sino olvido consciente.

    ¡Malvado!, que me has traido a la mente imágenes de infausto recuerdo… Pagarás, como pagaron los otros agentes que envió el Mi6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: