Canal RSS

Mentirijillas

Publicado en

LO REAL

Abdul y Agmed decidieron que aquella tenía que ser la mayor presentación mundial de su cultura. De una historia que estaban muy orgullos de poder representar y mantener. Unas tradiciones que habían alumbrado al mundo y que, según ellos, eran las piedras sobre las que se habían construido los siguientes imperios.

Abdul y Agmed eran ladrones. Pero, frente a la oportunidad que el destino o Alá, había puesto ante ellos tenían que convertirse en creadores.

Cuando, hacía tres meses, el inglés llegó buscando algunos restos en la zona que ellos habían desvalijado, lo primero que sintieron Abdul y Agmed fue miedo. Habían estado hacía poco tiempo “investigando” por su cuenta y los tesoros que encontraron ahora estarían en manos de distintos enamorados de su cultura. Pero Abdul y Agmed decidieron aprovechar el momento y, tras convertirse en guías del inglés, ir dándole pistas para que llegara a donde ellos iban a montar el escaparate para que el mundo se asombrara de su civilización y cultura.

Aquel día, las sensaciones de que algo grande iba a suceder inundaban el campamento. La noche anterior, mientras todos dormían Abdul y Agmed, tras introducirse por la entrada que habían descubierto colocaron las copias que habían ido guardando durante las semanas anteriores. Las dejaron tal y como recordaban que habían encontrado las piezas originales. Luego sellaron esa entrada.

El último golpe abrió la pared y un grito de asombro escapó de las gargantas de quienes estaban viendo aquello. El inglés entró primero instando a los demás a quedarse fuera. Colocó la lámpara de carburo y ésta iluminó la magnificencia de la cámara.

Luego descubrió la pared de la derecha. Y, extrañamente decidió no abrirla hasta el día siguiente.  Según él había muchas piezas que catalogar. Abdul y Agmed se miraron cómplices. Seguro que si les preguntaban a ellos podrían recitar de memoria cada pieza.

Fue la siguiente mañana cuando Abdul y Agmed se sorprendieron. Con los ojos como platos miraban el sarcófago del que Howard Carter sacó la máscara de Tutankamon. Una pieza que ellos no habían dejado allí.

LAS NOTICIAS

FUENTE: el_pais_logo(enlace)

Un ‘tutankamón’ de mentirijillas

Una exposición de réplicas del ajuar del faraón invita a reflexionar sobre la copia

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: