Canal RSS

El día que Luther Blissett perdió su nombre

Publicado en

LO REAL

El pasado año 2000, llegó hasta las librerías españolas, camuflada en una novela de gran venta, titulada “Q”, la última actuación de Luther Blissett. En ella se ocultaba, dentro de una historia de enemigos, luchas religiosas e intrigas en la Europa del siglo XVI y XVII, toda la estructura ideológica que sustentaba el proyecto.

Dos años antes ya había aparecido en Italia, centro de actuación de LB, aunque en este país este nombre no era desconocido. Pero ¿quién (o qué) se esconde en ese nombre?

Desde principios de 1996, ya se conocía en algunos círculos más radicales e innovadores (Factoría Merz de Barcelona) las actuaciones de LB y su propuesta de huelga de arte convocada para el año 2000-2001. Incluso antes de la publicación de la bomba “Q” (¡¡disponible incluso en “Círculo de Lectores”!!) a España había llegado el libro “Pánico en las redes: teoría y práctica de la guerrilla cultural” (Literatura Gris de Bolsillo. Año 2000): un recopilatorio de sus publicaciones, trabajos e ideología. Allí se pueden rastrear las actuaciones de LB, su ideario y sus ataques mediáticos conocidos suficientemente en Italia, centro de actuación.

Pero esto sigue sin contestar a la pregunta sobre qué o quienes es/son LB. El/los/lo mismo(s) lo explica(n) en un artículo titulado (“¿Qué demonios es el proyecto LB?”). Allí mencionan que el proyecto es una deriva por fenómenos y signos de una nueva forma de pensar y de cambiar la vida cotidiana. Estos auténticos descendientes-pioneros del movimiento situacionista, al que le deben su razón de ser y su razón de no-ser, proponen en primer lugar (y fundamental) la necesidad de desembarazarse del concepto de individuo y de todas las cargas que lleva anejas dicho concepto: el de originalidad, autoría y derechos de autor. Proponen de esta manera el concepto de con-dividuo. LB no es el nombre de nadie, ni siquiera un grupo. LB es aquella persona que actúa como LB. De este modo diferentes sujetos en diferentes localidades pueden formar parte en la construcción de un macroactor, que no es un conjunto de individuos, ni siquiera un individuo solo sino la actuación conjunta de todos bajo un mismo nombre. Incluso la fotografía que aparece en los distintos media (páginas web, periódicos, etc.) es un montaje realizado con 10 caras diferentes.

LB piensa que ningún icono debe ser sagrado, porque son máscaras útiles para una revolución que no puede ser individual, evitando, de esta manera, que esté dirigida por un idealista rodeado de acólitos. El ejemplo que ilustra esta concepción se encuentra en la película, dirigida en 1960 por Stanley Kubrick, “Espartaco”: todos los esclavos derrotados afirman ser el líder de la revuelta.Otro ejemplo bien podría ser el de los zapatistas que afirman ser todos el subcomandante Marcos. Como dice LB “si realmente quieres saber quién está detrás del icono, coge el espejo y mírate”.

MITOS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y TERRORISMO CULTURAL

LB ataca de manera directa la existencia de mitos sustentadores que actuan como dogmas indiscutibles. Siguiendo a Raul Vaneigem (quizá el más situacionista de los no-situacionistas) considera que cualquier mito (incluso el de la revolución proletaria) esconde una política de seguridad pública que ha sobrevivido a su función propia y se ha establecido despóticamente, reduciendo la vida a mera supervivencia.

Para LB el mito se convierte en reflejo de los poderes existentes (p.e. el “mito del progreso” como reflejo de la economía capitalista o el de la “revolución” como espejo de la existencia de un idealizado proletario). Sin embargo, los mitos siempre salen a la superficie como el corcho al que se intenta hundir. Para LB, por tanto, una desmitificación no tiene sentido, sino que se ha de deconstruir el mito haciendo una deriva por la pluralidad de imágenes existentes, evitando que se reduzca a una imagen única y absoluta (un “pensamiento único”). Para ello hay que “surfear las redes, saquear la imaginación colectiva, teletransportarnos a planetas salvajes”.

Y es en esos terrenos en los que LB actúa: los medios de creación y fundamentación del mito, es decir, los medios de comunicación.

Ya señalaba Baudrillard que el peligro del espectáculo estriba en el poder de la “seducción” que limita la imagen del objeto seducido. LB no quiere desvelar la falsedad de los medios de comunicación (porque sería reafirmar un tópico). Al contrario, pretende sugerir una manera diferente de acercarse a los media. El poder no estriba en apagar la televisión sino en provocar una interacción con los que dirigen la información. No se trata de subestimarlos sino de remodelarlos. El objetivo no es buscar una información objetiva y limpia (otro mito que sacraliza la lucha mediática) sino “timar a los medios de comunicación, involucrándolos en un juego en el que se elimine su total dominio de las noticias”.

LOS “ASALTOS” DE LUTHER BLISSETT

Para ello LB ha provocado numerosas acciones de “terrorismo” cultural (entrecomillo la palabra para evitar represalias) que ellos llaman “asaltos”. Con esas acciones intentan desmitificar y poner en evidencia las débiles bases sobre las que se asientan los media. Uno de los más sonados asaltos fue su ataque a la RadioTelevisión Pública Italiana (RAI). LB se propuso poner en la picota a la televisión (y de paso a la policía) solicitando al programa “Chi l’ha visto?” (el “¿Quién sabe dónde?” italiano) ayuda para busca a Harry Kipper, un body-artista desaparecido que, según los media (engañados por el fax que el propio LB envió y que no se molestaron en comprobar las fuentes) había sido visto en Bolonia recorriendo Europa en bicicleta. Incluso aventuraban que podría estar en Bosnia (hablamos del año 1995).

Todos los integrantes de LB (todos los LB) se coordinaron para que los miembros del equipo de televisión hiciesen una deriva por Europa de tal modo que los puntos de las ciudades formasen, en un mapa, la palabra “ART”. LB desacreditó este programa (financiado con capital público) demostrando que existen maneras activas para protestar contra la omnipotencia del espectáculo.

Otro campo de actuación es el del derecho intelectual y las leyes de Copyright. Sus objetivos principales: un crítico literario de tendencias fascistas, la editorial Mondadori (propiedad de Berlusconi) y Panorama (la revista semanal de Mondadori). LB logró que se publicara (con el copyright correspondiente) un conjunto de propaganda de internet y “basura postmodernista” reunida en un texto titulado “net.gener@tion”.

LUTHER BLISSETT  EN ESPAÑA

Como ya hemos dicho, la penetración de LB en España se produjo a través de la convocatoria de “Huelga del arte” y de grupos como “La Escuela del Trabajo No Alienado”, una de cuyas intervenciones, apoyada por el grupo “Tendero Luminoso”, consistió en repartir falsos dípticos publicitarios que invitaban “a los clientes de unos grandes almacenes del centro de Madrid, a llevarse todo lo que pudieran llevarse puesto”, provocando un alboroto y saqueo en dichos almacenes en 1993.

Diversas publicaciones electrónicas se han sumado a la acción de LB. Por ejemplo http://www.abaforum.es, donde se puede encontrar numeroso material sobre LB tanto en inglés como en castellano.

LA MUERTE DE LUTHER BLISSETT

LB comenzó su proyecto señalando el 31 de Diciembre de 1999 como el último día de su existencia. Así el 1 de Enero de 2000 se suicidó ritualmente en internet. Su relevo lo ha tomado la “Fundación Wu-ming” (wu-ming significa “sin nombre” en mandarín y es usado en China como firma de textos disidentes).

Su campo de actuación es la literatura, o más en general, el contar historias sin importar el medio (libros, revistas, televisión, acciones, videojuegos, comics…). Su ideario es una continuación del de LB: “irrisión constante de cualquier prejuicio idealista y romántico acerca del genio, la inspiración individual y todas esa basura. Hacer entrar en crisis la lógica del copyright porque es falsa la idea de la propiedad privada de ideas. Se ha de intentar la cooperación social tanto en la forma como en la sustancia: el poder del colectivo es, al mismo tiempo contenido y expresión.

LAS NOTICIAS

FUENTE: El País

Faltó Luther Blisset


El caso es que Luther Blisset, ínclito no-goleador milanista en los 80 (con una media de un gol cada 720 minutos), es ya un símbolo. Existe un Proyecto Luther Blisset; una novela, Q, firmada por el Colectivo Luther Blisset; varios grupos antisistema Luther Blisset. El lamentable delantero centro de origen jamaicano, primer jugador negro en marcar un hat trick con la selección inglesa (en un partido contra Luxemburgo), ha adquirido una dimensión casi planetaria. Y, ya retirado, no pierde el humor: asegura que en su discretísima carrera futbolística y en su esplendoroso fracaso en el Milan se limitó a seguir un guión, escrito, evidentemente, por el colectivo literario Luther Blisset. Es curioso que el Inter, especialista en bidoni, dejara perder la oportunidad de contar con Blisset.

LAS IMÁGENES

Luther Blissett

Luther Blissett

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Un comentario »

  1. La última frase me recuerda al discurso de los Borg.

    Querer tener propiedad sobre los memes es tan absurdo como querer tenerla sobre los genes. Nos vamos a tener que registrar en Facebook para hacer campaña en contra de la nueva Ministra de in-Cultura 😀 😀 😀

    (;,,;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: