Canal RSS

Hilos

Publicado en

LO REAL

Cuando la descubrí sabía que sería para siempre. No, no penséis en una relación física sino en algo distinto. Como si se tratase de un hilo invisible que nos iba a unir para siempre. Estuviésemos donde estuviésemos. La sentía parte de mí aunque no era nada mía. En realidad se trataba, más bien, de pedazos de cosas que se habían quedado pegadas a mí. Pero se había convertido en un todo compacto. Naciendo y viviendo en lo más oscuro de mí. Poco a poco siendo parte de mí. Creció conmigo. La sentía dentro de mí, moviéndose de la forma desordenada con la que acostumbraba a desarrollarse por el mundo.

Un átomo al principio y luego un grano, hasta convertirse en una pelota.

Despacio, sintiendo el calor y el frío, unidos por la respiración, por el subir y bajar del diafragma, unidos los caminos.

Hasta el día en que decidí separarme de ella.

Y ahora. Un hueco por encima de mi estómago. Justo en el ombligo que nos había unido.

LAS NOTICIAS

FUENTE: 20minutos

Un químico austriaco “resuelve el enigma” de los fragmentos de pelusa del ombligo

* El científico examinó 503 pelusas de su propio ombligo.

* La causa, los pelos abdominales que atraen las fibras.

* La solución, también dada por él, afeitarse ese vello.

Años de mirarse -literalmente- el ombligo han conducido al químico austriaco Georg Steinhauser a dar con la solución a un asunto banal pero enigmático: la aparición repentina de bolitas de pelusa en el ombligo, ha informado la cadena Fox.

Su solución, que envió a la revista especializada Medical Hypotheses, dice que detrás del enigma están los pelos alrededor del ombligo. Según el científico de la Universidad Tecnológica de Viena, cierto tipo de pelillos corporales tienen una estructura escamosa que les hace actuar como diminutos anzuelos que capturan fibras y las conducen paso a paso hacia el ombligo.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. Trabajo digno de un Ig-Nobel

    Yo quiero uno. Algún día tendré que montar un experimento para eso. Pero desde luego, algo menos escatológico.

    (;,,;)

  2. Coincido contigo, rompememes, en que es escatológico, pero en el otro sentido. Es descubrir el misterio de la creación (de la pelusa). Una vez sabido esto…se abre un universo de posibilidades 😉

  3. La verdad es que a mí me preocupan más las pelusas que cohabitan con nosotros debajo de la cama y los muebles, e incluso se mueven emulando a los estepicursores y salen a recibirte por los pasillos. Un estudio sobre su génesis, reproducción y ciclo de vida sería mucho más aplicable desde el punto de vista de la I+D+i

    (;,,;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: