Canal RSS

Amor a primera vista

LO REAL

Lo nuestro fue amor a primera vista. Sabíamos de las diferencias que existían entre nosotros, pero aún así queríamos casarnos. Teníamos claro que sus padres no iban a permitir la boda. A menos que…

Conseguí, de un amigo que trabaja acarreando árboles, unos trozos de marfil. Con paciencia y cuidado los fui limando. Tengo experiencia en ello. ¡Qué agradable era trabajar mientras ella me acariciaba la espalda! Sentía su mano por mi pelo y las cosquillas en las orejas, mientras mi boca adaptaba los trozos hasta convertirlos en piezas perfectas.

Cuando se los probó nos reímos mucho. Intentó poner la misma cara que yo pongo cuando me enfado o intento protegerla. Cara arisca, con la dentadura hacia adelante, enseñando los colmillos. Ensayamos, incluso, el ruido que hago cuando quiero intimidar. Después nos revolcamos. Acabamos abrazados el uno a la otra.

Tras dos días de preparación pusimos nuestro plan en marcha. Ella, casi por descuido, dejó ver sus nuevos dientes a sus padres. Estos pusieron el grito en el cielo. El padre daba vueltas por la humilde habitación, alzando los brazos al cielo. La madre lloraba desconsolada. El momento crítico estaba a punto de llegar. Confiaba en que el padre recordara los remedios apropiados. Una niña con dientes suplementarios era una maldición. Era una mancha para la familia. Y lo más importante: era imposible de casar.

Ella y yo nos miramos en tensión. Hasta que el padre dijo la palabra mágica “manglick”. Una luz de alegría iluminó nuestros ojos. Yo la miraba y adivinaba la sonrisa en su boca seria. Ella me miró a mí, como habíamos ensayado. Su padre hizo lo que esperábamos. Con su voz seca dijo: “La casaremos con…”

Y me señaló. “Con él”.

No pude evitar un ladrido de alegría. Por fin estaríamos juntos para todas las vidas.

LAS NOTICIAS

FUENTE. Diario Córdoba

Casan a una niña india con un perro para salvarla de los malos espíritus

Una niña de doce años ha sido casada con un perro para protegerla de los “malos espíritus” que la amenazaban en el estado indio oriental de Jharkhand, informó hoy un clérigo tribal local.

El casorio, celebrado ayer en la localidad de Jamshedpur, se llevó a cabo porque la menor había desarrollado piezas dentarias adicionales, algo considerado como un mal augurio por la población de la zona, explicó el sacerdote Naresh Manki, citado por la agencia IANS. “En una sociedad tribal, que una mujer desarrolle dientes complementarios es considerado un mal presagio no solo para ella, sino también para los miembros de su familia y para toda la sociedad. Para salvarla de los malos espíritus, la casamos con un perro”, dijo Manki.

La pequeña Soni ha tenido que afrontar los atípicos esponsales por ser una “manglik”, una persona astrológicamente maldita para el matrimonio, según la tradición hindú . “El enlace se celebra como una boda normal, también se organiza un banquete para aquellos que participan en la ceremonia”, añadió el clérigo.

No es la primera vez que en la India se celebran matrimonios entre hombres y animales o incluso árboles, ya que algunos astrólogos creen que ello libera a la persona contrayente de ciertas maldiciones o de la mala suerte que le han asignado los astros.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. No lo he puesto en la entrada, pero este post está dedicado a las ovejas en general. Y a algunas en particular.

  2. Dioooooossssss.
    Por mucho que lo intentes, nunca podrás dejarte crecer el pelo como el de una oveja para que te casen con una. Olvídalo, mi respuesta es: NO!!

    Ya te tengo apalabrada tu boda con la elefanta del zoo, que mis buenos kilos de manises me ha constado.

    Salu2

  3. ¡Nooo! ¡La elefanta no! Que le puse los cuernos con el lemur cuando estabamos saliendo..

  4. Menos mal que el colmillo supernumerario no me lo vieron antes de casarme, que si no…
    Y como ya me lo he quitado…

    Saluda a la oveja de mi parte

    (;,,;)

  5. Gracias por los saludos, rompememes. En el cigarrito de después se los doy.

  6. En el banquete repartían canapés de glándulas anales y el segundo plato era entrecot a la crema de friskis.

  7. Y bien bueno que estaba el entrecot de hipopótamo. Y luego el vino: un gran reserva de uva pocha fermentada en lejía. Cosecha del 87.

  8. Diosss!! Hace tiempo que no pasaba por aquí, y menudo elenco me encuentro ahora! Sois todos unos depravados, zoofílicos, eunucos, violadores de ovejas, comedores de vísceras, bebedores de inmundicia, la escoria de los Whateley, la desgracia del Miskatonic.

    PD: muy rico todo; de postre qué hay?

    😉

  9. Gracias, Borja. Tú si que sabes decir cosas bonitas. Si es que con requiebros como esos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: