Canal RSS

Despertares

LO REAL

Sentí un movimiento extraño. Algo se agitaba en mi cama. De pronto me encontré rodeado. Ese algo me había hecho una presa y me mantenía pegado al colchón sin siquiera poder moverme.

Intenté mover los brazos pero me había inmovilizado los dos. Temí lo peor. Cada vez se estaba apretando más contra mi cuerpo. Moví la cabeza intentando evitar el estrangulamiento pero se apretó contra mi cara. Me estaba asfixiando.

Pensé por un momento que iba a morir y estaba esperando que pasara mi vida ante mis ojos, como signo inequívoco de que mi fin estaba cerca.

No había nada de eso. Eso me hizo pensar en que tenía una segunda oportunidad. Intenté moverme de nuevo casi asfixiado. Noté que la presión en los pies había cedido un poco. Comencé a patalear. Sentí el frío. Tenía las piernas libres.

Yo no era un gimnasta pero la sensación de presión y de ahogo me impulsó a mover el cuerpo como si estuviera haciendo el gusano. Parecía que iba ganando. Tenía casi medio cuerpo fuera. Empezaba a notar mareo. La falta de oxígeno.

Entonces llegó mi salvación.

Una voz familiar que me decía. “Arriba, dormilón. Que es tarde.”

LAS NOTICIAS

FUENTE: El País

Ikea devolverá el dinero a los compradores de ropa de cama rellenada con plumas de aves vivas

La empresa sueca rescindirá sus contratos con los proveedores chinos autores de estas prácticas “de crueldad animal”

La multinacional sueca Ikea ha confirmado hoy que algunos de sus proveedores en China le están suministrando plumas de aves vivas para el relleno de edredones y almohadas de la marca, por lo que ha decidido devolver el dinero a todos aquellos clientes que hayan adquirido estos productos y se sientan “incómodos” con su procedencia.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. Tío, a mí me pasa eso, de verdad. Tengo momentos en la cama en que estoy despierto pero no puedo moverme, hasta que consigo avisar a Fani para que me despierte de un empujón y así poder moverme…..

    Tendré que volver a consultar a mi psiquiatra

  2. O a tu psiquiatra al criador de pollos más cercano. También te recomiendo leer “Cómo domar a un edredón revoltoso”

  3. Lo bueno es que hay gente que cuando se duerme no tiene consciencia de nada y menos de dedicarse a domar edredones.
    ¡pobres plumas vivas y aguantando ronquidos. pedetes, toses….!

  4. Bruji. No sé a qué te refieres. Porque a mí no se me pasa el día durmiendo sino que he sido asimiliado al ejercito de plumas de ganso.

  5. Dani, yo conozco a un tipo que, sin ser psiquiatra exactamente, creo que te puede ayudar:

    No falla. El tío te despega de las sábanas pero rápido.

  6. El chapista de la NASA

    Sin comentarios por falta de tiempo. Estoy liado quitando plumas pegadas en la chapa

  7. Chapista, hay despertarse antes o empezar a estudiar el lenguaje secreto del apareamiento de los gansos.

  8. Oye Abdul, ¿me lo parece a mí o el excorcista le está mirando las bragas a la niña?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: