Canal RSS

La marca

Publicado en

LO REAL

En mi mundo siempre perdemos los mismos. Los especiales. Los distintos. Y siempre ganan los mismos. Los poderosos. Los que tiene mucho y quieren más.

Yo nací con la marca. ¿Acaso eso me hace ser esclavo? ¿Acaso por tener la marca me pueden asesinar?

Mi madre lloró en cuanto nací. Cuando vio la marca las lágrimas regaron el desolado suelo donde me había parido. Y en ese momento hizo algo increíble. Tomó dos decisiones que sabía que le podían costar la vida. La primera fue el no matarme. Sabía que la familia de alguien con la marca sería mirada de mala manera por las otras familias. Sólo por el hecho de que uno de sus miembros tenía la marca.

La segunda decisión fue matarme. Hizo un revuelto con la placenta y vísceras de animales y salió llorando de la tienda señalando el amasijo de carne y sangre y, mesándose los cabellos, daba gritos al cielo y al suelo por la pérdida de su hijo. Pronto todas las mujeres la consolaron mientras los hombres se iban a beber. No estaban apenados porque yo era el quinto hijo. Dos brazos para trabajar menos, pero no importaba. Ya vendrían más.

Mi madre consiguió criarme oculto. La marca era mi castigo y mi perdición. Si alguien me veía inmediatamente sería sacrificado para que alguien ganase más riquezas. Mi madre me repetía todos los días que si alguien veía mi blancura, acabaría siendo algo peor que un esclavo. Acabaría siendo comido por un rico personaje para aumentar su riqueza.

No creo que en otros mundos nadie se aproveche hasta tal punto de un ser humano, como para acabar con su vida y así conseguir más dinero.

LAS NOTICIAS

FUENTE: El País

Tanzania ilegaliza la curandería tras la muerte de 40 albinos

Presionado por una comunidad internacional cada vez más escandalizada, el Gobierno de Tanzania ha dado un paso más por intentar poner freno a las muertes y, en una polémica decisión, ha decidido suspender las licencias de todos los sanadores tradicionales, de difícil ejecución, puesto que se calcula que el 40% de la población recurre a ellos (y no todos ellos hacen muti).

De acuerdo con cifras oficiales, 40 personas albinas han sido asesinadas en Tanzania el pasado año. Pero las agrupaciones de defensa de los albinos elevan la cifra a 60. Y ello pese a que en los últimos meses se detuvo a más de cien personas involucradas en la “cacería” de individuos con esta condición genética (muchos de ellos, niños) a los que matar o mutilar y cuyas extremidades se usan para la preparación de muti, pócimas que, de acuerdo con una creencia que se ha ido extendiendo en los últimos años, posibilitan al que las ingiere hacerse rico.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: