Canal RSS

Sospechoso habitual

Publicado en

LO REAL

La policía andaba despistada ante las absurdas pruebas que había encontrado en el lugar del crimen. No se sabía si era peor no encontrar ninguna evidencia, a tropezarse con esa cantidad de extravagancias que, de seguirse la línea deductiva, llevaba a una conclusión surrealista.

Sólo el detective J., fiándose de su instinto y no haciendo caso a lo anormal del caso, siguió investigando al sospechoso al que apuntaban los rastros.

Colaboró el hecho de que su mujer le había hablado de un cuento de Edgar Allan Poe, un escritor borracho del siglo XIX, en el cual, el detective había capturado al criminal, por raro que este pareciera. Y todo ello usando la lógica y la deducción, aunque las conclusiones fueran, cuanto menos, extrañas.

Los compañeros de departamento de J. ya lo habían bautizado como “Catman”. Una broma muy ocurrente, no sólo por el caso en sí, sino porque J. tenía ciertos rasgos felinos: se movía con demasiado sigilo y los tres pelillos que hacía pasar por bigote, se asemejaban más a los de un gato que a un bigote propiamente dicho.

A él no le importaban estas bromas porque estaba seguro de que las pruebas no engañaban. Su mujer le había dicho que “cuando se descarta lo imposible, lo que queda, por improbable que parezca, es la verdad“. No recordaba si era una frase de Shakespeare o de alguna de las novelas de intriga y misterio que ella solía leer.

Así que J. se aferró a lo improbable, no descartándolo por imposible. Él sabía que su sospechoso tenía oportunidad para cometer el crimen, ya que vivía con la fallecida. Tenía motivo, ya que su amor, no era correspondido y, aunque pequeño de tamaño, tenía capacidad para matar.

El último reto fue encontrarlo. La suerte, esta vez, vino en su auxilio. Unas cámaras de un supermercado donde estaba robando comida lo habían captado.

Tras el arresto, el pequeño asesino sólo pudo mover su hocico, incrédulo de que alguien lo hubiera descubierto.

LAS NOTICIAS

FUENTE: 20minutos

Una emisora difunde por error la imagen de un hámster como secuestrador de una joven

* Molly Bish desapareció en el año 2000.

* La policía sospecha que un preso de Florida pudo secuestrarla y asesinarla.

* Una cadena de televisión mostró por error la imagen de un hámster cuando pretendía emitir una fotografía del sospechoso.

LAS IMÁGENES

Noticiero mostrando la foto del sospechoso

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: