Canal RSS

Grafiti

Publicado en

LO REAL

R. no sabía que decir la verdad estaba penado. No se imaginaba que escribir lo que todo el mundo sabía y decía con voces apagadas, le iba a suponer una multa. Estaba cabreado porque a quien tenían que castigar y meter en la cárcel era al constructor que se estaba quedando con el dinero de la obra y con el salario de los trabajadores a los que trataba peor que a los esclavos.

No era justo que por una pintada en la pared le pusieran una multa tan grande y que el gordo pirata que se estaba llevando el dinero de la ciudad saliera, no sólo inmune, sino como si fuera la víctima. Tampoco entendía por qué los trabajadores y la gente que conocía las trampas de ese parásito de la sociedad se callaran y agacharan sus cabezas cuando él pasaba. O, lo que era peor, le rendían la pleitesía que sólo se le rinde a alguien con autoridad.

R. lo único que había hecho era estampar en una de las obras de ese canalla la verdad sobre la que estaba cimentada. Lo único que había dicho es que era un ladrón. Sólo dos palabras escritas en una pared levantada con el sudor de los trabajadores que debían aceptar el chantaje de donar una parte de su salario a cambio de poder ir a trabajar al día siguiente.

Además, estaba el hecho de que eran las canteras del constructor, que no estaban puestas a su nombre, las que suministraba los materiales a un precio que triplicaba lo que costaría en cualquier otro sitio.

Y, por último, el “equipo de la noche”. Un grupo de mercenarios del constructor que se dedicaban a destruir lo que se había construido en la mañana para así dilatar la obra y poder seguir estafando.

Todo eso estaba resumido en la palabra “ladrón”. Y por culpa de esa palabra, R. había sido multado. “Estoy seguro“, se dijo, “de que estas cosas no pasarán en el futuro“.

LAS NOTICIAS

FUENTE: 20minutos

Hallado un grafiti milenario en un teatro romano que acusa a su promotor de ladrón

* La placa dice: “Balbo, ladrón”.

* Fue encontrada en el coliseo de Cádiz.

* Balbo fue el promotor de su construcción en el siglo I.

En las excavaciones arqueológicas que se llevan a cabo en el teatro romano de Cádiz ha aparecido una placa datada en el siglo I antes de Cristo. En ella se lee el mensaje “Balbo, ladrón”. El Balbo en cuestión es Lucio Balbo el Menor, la persona que encargó en ese mismo siglo iniciar la construcción del edificio, considerado el segundo más grande de Hispania.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. Genial. Creo que por el momento es el relato que más me ha gustado. Muy bien seleccionada la noticia y muy bien relatado.

    (;,,;)

  2. Me alegro que te haya gustado y lamento haberlo escrito porque eso significa que en todos los tiempos se cuecen las mismas habas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: