Canal RSS

Enfermedad creativa

Publicado en

LO REAL

Al principio fue la vergüenza. Luego la rebeldía. Hubo tras ello un momento de aceptación, de resignación.

Pero, gracias a la ayuda de mi doctora, me di cuenta de que lo que a mí me pasaba era una especie de don. Nadie más en el mundo tenía esa capacidad para sentir lo que otros no sentían. Aunque a veces fuera doloroso. Pero era la manera de ser distinto a los demás.

No era hipocondriaco. Era un artista. Es lo que me decía la doctora cuando le explicaba mis síntomas. Ella apuntaba todo con profesionalidad, pidiendo que le explicase algo que no había quedado suficientemente claro. Incluso me proponía comparaciones. Me decía “¿es como si sintieras una punzada en lo alto del codo?”, o cosas tan absurdas como “¿es como si te embotellaran el pulmón en una botella de cocacola?”.

Yo intentaba explicar lo que sentía de la mejor manera posible. Creo que gracias a su celo y a mis indicaciones el progreso fue avanzando cada vez más.

Me sentía muy bien hablando con ella. También sacaba muchas ideas de sus conversaciones. Gracias a ellas descubrí nuevas facetas del dolor que no había experimentado y amplié mis dolencias.

No era hipocondriaco sino un artista. Un artista que sentía dolores absurdos y que había encontrado a una persona que era capaz de ponerle nombre.

Yo era el compositor y ella ponía la letra. ¡Y qué letras!

LAS NOTICIAS

FUENTE: 20minutos

Una doctora cuela en una revista médica una dolencia ficticia: el escroto de violoncelo* Lo hizo en los años setenta, y nadie se dio cuenta de que era mentira en 32 años.

* Este invierno decidió confesar la verdad.

* Se inspiró en otra dolencia extraña, el ‘pezón de guitarra’.

Una reputada doctora ha confesado haber participado en un engaño a una importante publicación médica tras haberse inventado una condición médica a la que bautizó como “escroto de violonchelo”, informa la BBC.

La doctora Elaine Murphy se inventó la dolencia en los setenta inspirándose en una enfermedad real denominada ‘pezón de guitarra’, que se produce cuando el mástil de la guitarra roza el pecho del guitarrista, provocándole una irritación.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. ¿Cuándo vas a colar tú uno de esos? Porque ganas no te faltan, ¿eh?…
    😀

    (;,,;)

  2. No, rompememes, yo no tengo tanta imaginación como para inventarme lo de “escroto del violonchelo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: