Canal RSS

Corazón acusador

Publicado en

LO REAL

Se despertaron asustados. Un sudor frío cubría sus cuerpos. Todos sentían ese sonido acusador. Para alguno no era nuevo, ya lo habían sentido antes, aunque habían logrado ocultarlo, hacerse los sordos. El ruido de la actividad diaria, el elogio y la música agradable con la que sus colaboradores los adormecían, lo habían hecho opaco.

Había días en los que, al cerrar los ojos, en la soledad de un despacho, en el cuarto de baño, notaban el golpeteo en su cerebro. Muchos acallaban ese ritmo con ansiolíticos, con alcohol, con visitas al psiquiatra o con visitas de prostitutas de lujo. Pero todos sabían que el ruido estaba allí. El golpeteo estaba debajo de donde pisaran, en lo alto de los rascacielos, en la intimidad de su alcoba…

Pero hasta aquel día lo habían podido ocultar. Habían podido luchar contra él mediante la estrategia del avestruz. Escondidos en sus mansiones, protegidos por sus guardias, por sus servidores y aduladores, se habían sentido a salvo. O por lo menos bajo un simulacro de salvación.

Todo eso había cambiado aquel día de enero. El golpeteo sonando en el interior de sus cerebros parecía provenir de todos lados. No había manera humana de callarlo. Y todos sentían lo mismo.

Se pusieron en contacto para comprobar, con una mezcla de alivio y descorazonamiento, que a todos les pasaba lo mismo. Todos sentían ese ruido cada vez más fuerte, más absorbente. Un  siseo pausado, constante, profundo… Como de millones de voces repitiendo en todos los idiomas una sola palabra. Y todos ellos oían la misma palabra, repetida una y otra vez.

Millones de voces que ese día se unieron en la profundidad del cerebro de los gobernantes para gritar en silencio: “falsos, falso, falsos”.

Un cuervo negro se alejaba volando sonriendo.

LAS NOTICIAS

NdA.- La noticia de hoy es que se celebra el bicentenario del nacimiento de Edgar Allan Poe. Con esa excusa se ha redactado esta entrada que es un pequeño “homenaje” a uno de sus relatos y el préstamos de un personaje principal de un poema.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

»

  1. ¿Es aquí donde hemos quedado para tocar “I’ll be your baby tonight”?

    (;,,;)

  2. Hola, rompememes. Yo es que canciones de Dairestrais no toco. Lo mío es el Layla.

    Saludos

  3. Buah… mi homenaje es harto más bizarro. No hay cuervos, pero hay cosas mucho peores… 😀

    Te tengo fichao, que sé dónde vives! Ahora me toca ponerme al día, que tengo muchas entradas atrasadas -que no retrasadas-.

    J.

  4. Hola, loco árabe. Ya sé que me tienes fichado porque siento tus tentáculos…

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: