Canal RSS

Velocidad variable

Publicado en

LO REAL

Cada vez se estaba complicando más lo de llegar a tiempo al trabajo. Conducir había pasado de ser un medio para viajar a convertirse casi en una carrera universitaria. Lo que empezó siendo una medida novedosa se había ido complicando (“adaptando a las circunstancias cambiantes”, en palabras de los gobernantes) hasta modificar los hábitos sociales y ser centro, tanto de críticas, como de inicio de nuevos y boyantes negocios.

Uno de los negocios tenía que ver, lateralmente, con su trabajo, al que llegaría tarde por culpa del tráfico. Él era analista bursátil y había tenido que reconvertir sus conocimientos para aplicarlos a las nuevas normativas que, en materia de circulación, se habían puesto en marcha.

Su amigo J. había sido más perspicaz que él. Había visto las posibilidades de la variabilidad y había creado una empresa de apuestas por Internet que, ahora mismo, era una de las más rentables, por encima de las tradicionales de casinos y similares. Ahora él tenía que aprender algunas de las estrategias de J. para poder aplicarlas a su nueva misión.

Era curioso el mundo. Cómo una medida para proteger el medio ambiente había llegado a implicar a la bolsa y los intercambios financieros. El afán de perfeccionar había llegado a crear un monstruo que nadie quería y que al final ha engullido a sus creadores.

Pero, fríamente analizado, era una conclusión lógica. Ya que la economía regía el mundo y había intereses implicados, tanto de empresas de combustibles, de vehículos, de construcción de carreteras, de mantenimiento de peajes… no era raro que los límites de velocidad en las carreteras y en las entradas a las ciudades se fijaran teniendo en cuenta las cotizaciones de las empresas en la bolsa y el euribor. El riesgo, como siempre, estaba en la especulación y en los bonos de velocidad basura, que podrían provocar una caída de las velocidades medias. Pero él no creía que eso pudiera suceder. Para eso estaban los responsables de Tráfico.

LAS NOTICIAS

FUENTE: 20minutos

El límite de velocidad variable se estrena con polémica entre los usuarios

Los accesos sur a la ciudad de Barcelona han estrenado durante la mañana de este jueves el nuevo sistema de velocidad variable con algunas retenciones y en medio de las quejas de algunos conductores.

Los usuarios de la autovía de Castelldefels (C-31) y los de la autopista del Garraf (C-32) se han visto obligados, desde las 6.45 horas, a adaptar la velocidad de sus vehículos entre los 80 y los 40 por hora en función de diversos factores como los accidentes, la congestión y el clima.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: