Canal RSS

Decisiones

Publicado en

LO REAL

E. se lamentaba de no haber hecho caso a su madre. Como siempre ella tenía razón. Pero ¿cómo iba a pensar que las cosas iban a desarrollarse de esa manera? Hace tres años parecía el mejor camino que podía tomar. A eso se le unió que sus dos amigas iban a hacer lo mismo. Por ello solicitaron el ingreso en el ejército. Con la crisis que se estaba cebando en el mundo laboral, sobre todo en el de los jóvenes, alistarse en el ejército era una alternativa válida. Lo militar ya había perdido ese halo de violencia que tenía. Y, para una joven que había nacido en democracia y que sólo conocía la guerra por las películas y las noticias en televisión (¿acaso no son la misma cosa?) pensar que iba a poder viajar, ser conductora de vehículo militar, operadora de ordenador, controladora de almacén… recibiendo además un sueldo, sin los horarios abusivos de las tiendas de alimentación o las tiendas de ropa gestionadas por ciudadanos chinos le parecía una buena idea.

Lo que nadie se imaginaba es que se produjera un golpe de estado en Marruecos y los grupos extremistas tomaran el control del país. Atacar Ceuta y Melilla fue su primera decisión y el regimiento en el que estaba enrolada E. fue destinado a custodiar la frontera.

Tampoco iba nadie a imaginar que la escalada bélica fuera aprovechada por los partidos políticos españoles, en campaña electoral, para gestionar el “patrioterismo” de un país recién salido de la crisis.

Ni siquiera los mayores futurólogos, analistas o periodistas podían imaginar que, por primera vez en mucho tiempo, el ejército iba a estar envuelto en un conflicto “real” y no “humanitario”, aunque E. no sabía muy bien la diferencia. Lo único que tenía claro, escondida tras los sacos terreros, con el casco haciéndole daño en el cuello y el chaleco antibalas impidiéndole respirar, era que su madre tenía razón y que debería haberse echado los papeles para el curso de formación profesional de Imagen y Sonido

LAS NOTICIAS

FUENTE: El País

Las solicitudes para ingresar en el Ejército se disparan hasta casi 80.000

Defensa pasa de menos de un aspirante por plaza en 2002 a más de tres

Por primera vez desde la abolición de la mili obligatoria, en diciembre de 2001, los mandos de las Fuerzas Armadas celebran hoy la Pascua Militar, su festividad más relevante, sin la preocupación que ha supuesto en los últimos años la falta de reclutas. La crisis económica, que ha provocado un espectacular aumento del desempleo (11,3% a final del año pasado), junto a las medidas adoptadas por Defensa para hacer más atractivo el ingreso en filas, se han traducido en una auténtica avalancha de casi 80.000 solicitudes en 2008. Exactamente, 78.575, según datos oficiales.

Anuncios

Acerca de chemapedia

Mirando el mundo con ojos raros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: